fbpx
 

Madurez Etica y Mindfulness

Madurez Etica y Mindfulness

Mindfulness y Madurez Ética

Por Damián Goldvarg

            El mindfulness nos permite estar centrados, en paz con nosotros mismos y relajados para tomar las mejores decisiones. La madurez ética es la capacidad de tomar decisiones siguiendo parámetros y estándares desarrollados a lo largo de nuestra vida. Estos estándares son guías que orientan como tomamos cada decisión.

 

¿Qué es la madurez ética?

 

Madurez ética para Carroll y Shaw (2012) “es la capacidad reflexiva, racional, emocional e intuitiva de decidir si las acciones a llevar a cabo son buenas o malas o las mejores posibles teniendo el valor y la resiliencia para implementarlas, siendo responsable por las mismas e integrando el aprendizaje en nuestro carácter moral y futuras acciones.”

 

Esta definición tiene varios aspectos. Si hablamos de madurez, nos referimos a la capacidad de las personas para evolucionar en su capacidad de enfrentar desafíos éticos de acuerdo a su experiencia de vida, educación, y como su cultura influencia su capacidad de tomar decisiones.

 

La persona que tiene que tomar una decisión ética, necesita tener la capacidad de reflexionar sobre la misma. Esto implica recolectar información, profundizar el entendimiento, analizar, pensar críticamente, y estar presente o mindfull, es decir, prestar atención cercanamente al proceso de decisión ético y todos los elementos en juego.

 

¿Cómo tomar decisiones éticas maduras?

 

Las decisiones éticas no solo incluye un componente racional de análisis, sino también hay elementos emocionales e intuitivos, cómo nos afecta la decisión, cómo nos hace sentir, que nos dice nuestro cuerpo sobre la decisión a tomar. Estos elementos necesitan estar en balance porque si solo nos enfocamos en lo racional puede haber una consecuencia negativa en las relaciones pero si solo nos enfocamos en lo emocional puede ser que las decisiones sean subjetivas.

 

En el test de personalidad de Mayers Briggs vemos como algunas personas prefieren la razón y otras las emociones para tomar decisiones. Esto puede ser una fuente de conflicto en equipos. Por otro lado el ser conscientes y reconocer nuestras preferencias, nos permite si estamos atentos y mindfull, de tomar las mejores decisiones sin permitir que nuestra preferencias puedan llevarnos a tomar decisiones equivocadas.

 

Ejercicio 1. Identifica dos decisiones que tomaste la semana pasada. ¿Qué prevaleció en tu toma de decisiones, la razón o las emociones? ¿Cuáles son tus tendencias?

 

 

¿Cuáles son los componentes de la madurez ética?

 

De acuerdo a Carroll and Shaw (2012) , la madurez ética tiene seis elementos que no son secuenciales.

  • Sensibilidad ética: capacidad de reconocer que estamos frente a un dilema y que necesitamos prestar atención detenidamente a resolverlo.
  • Discernimiento ético: capacidad de utilizar la reflexión, emociones e intuición para tomar decisiones.
  • Implementación ética: capacidad para implementar lo decidido e identificar posibles obstáculos.
  • Conversación ética: capacidad de expresar públicamente su decisión y defenderla.
  • Paz interior ética: capacidad de vivir con la decisión con tranquilidad, aprender del proceso
  • Crecimiento ético y desarrollo del carácter moral: capacidad de utilizar lo aprendido de la experiencia para ser competente al tomar decisiones éticas.

 

La conciencia de encontrarnos con un dilema ético es el primer paso para poder enfrentar la decisión con madurez. El estar mindfull o prestar atención al desafío con detenimiento, nos permite recurrir a “herramientas” para lidiar efectivamente con él. Pero si la persona no tiene conciencia que está frente a un desafío ético sus acciones van a ser limitadas. Por ejemplo, puede que una persona que no paga sus taxes o no devuelve una billetera que encontró en la calle, o no dice nada cuando se da cuenta que hicieron un error en la cuenta del restaurante y no le cobraron un plato, no se de cuenta que está tomando una decisión que no es ética.

 

Nash (2002) sugiere tres lenguajes que influencian el proceso: nuestras creencias, la comunidad de la que somos parte y una “gramática moral”. Las creencias que nos tienen, guían nuestras percepciones sobre la realidad y lo que experimentamos como bueno o malo, justo in injusto, importante o no. Lo que asumimos filtra nuestra realidad para entender la religión, política, sexualidad, etc. Es muy importante tener claro cuales son las creencias que informan nuestras decisiones para poder cambiarlas cuando sea necesario. O presta atención que rol juegan en el momento de tomar decisiones.

 

La comunidad de la que somos parte también nos informa sobre lo que es aceptable o inaceptable. Cuando somos inmigrantes, vemos como estos comportamientos y expectativas cambian entre diferentes sociedades. Por ejemplo, en los estados Unidos los periódicos están en la calle en una caja en la cual se pone el dinero, se abre la caja y la persona saca un solo periódico de los 20 que puede contener. En algunos países, si usaran este sistema, las personas se llevarían todos los periódicos en vez del ejemplar que se deberían llevar para venderlos a otras personas.

 

El tercer lenguaje que explica Nash es el de la gramática moral con una serie de preceptos o principios s que guian nuestras decisiones como por ejemplo el código de ética de la Federación Internacional de Coaching (ICF) o del Consejo Europeo de Mentoring y Coaching (EMCC).

 

De acuerdo a Nash, el carácter moral es el conjunto de características morales que diferencian a una persona de la otra y que implica adherencia a ciertos valores, intenciones, pensamientos, acciones, disposiciones, intuiciones y emociones regulados por la comunidad con una integración de las experiencias personales.

 

¿Como desarrollar sensibilidad ética con mindfulness?

 

1) Desarrollar conciencia y estar presentes a nuestros valores. Qué es importante para nosotros. No solo cuales decimos que son nuestros valores pero como los implementamos. Sartre dice, conoces los valores de una persona por sus acciones. “Tus valores se ven en las elecciones que tomas”

 

Nuestros valores son las creencias y evaluaciones sobre lo que es bueno o no, o importante o no para nosotros. Cuando consideramos algo valioso, lo admiramos y respetamos cuando lo vemos en nosotros u otras personas. A veces son conscientes pero otras veces no.

 

2) Desarrollar conciencia y estar presente a nuestras motivaciones, porque hacemos lo que hacemos. Explorar si estamos ciegos a cómo nos comportamos.

 

3) Desarrollar conciencia y estar presente a cómo usamos el poder. Cuáles son nuestros tendencia a rescatar, tomar autoridad, liderar, compartir la autoridad?

 

4)Desarrollar conciencia y estar presente a nuestro cuidado personal físico, mental, emocional y espiritual. Solo si estamos en un lugar de balance y centramiento podemos tomar decisiones cuando tenemos dilemas éticos. Si estamos cansados, sin dormir, con problemas de salud que descuidamos, no estaremos en condiciones de tomar las mejores decisiones.

 

5) Desarrollar empatía y la capacidad de entender una situación desde diferentes ángulos. La empatía nos permite experimentar los sentimientos y entender las creencias de los otros como si fueran los nuestros propios. Muchas comportamientos unéticos son resultado de la incapacidad de las personas de ponerse en el lugar de los otros y hasta de deshumanizarlos.

 

6) Desarrollar conciencia y estar presentes a las diferencias entre nuestras intenciones y acciones. Tendemos a juzgar a los otros por sus acciones y a nosotros mismos por lo que queremos hacer, por nuestras intenciones.

 

7)Desarrollar la capacidad de ser responsable con las decisiones éticas.

 

8)Desarrollar compasión, la capacidad de “sufrir con los otros”, demostrando empatía, altruismo y amabilidad al acompañara a otros seres humanos en el dolor que experimentan.

 

¿Qué nos puede ayudar a tomar decisiones éticas?

 

En el proceso de tomar decisiones éticas es necesario tomar en cuenta los recursos que tenemos, nuestras habilidades y autoconciencia. Entre los recursos, podemos contar con códigos de ética, reglas, leyes, modelos para resolver problemas, supervisión, diálogo con colegas, autoridades y personas que admiramos.

 

Entre las habilidades necesarias para tomar decisiones éticas podemos incluir :una aproximación sistémica, habilidad de integrar emoción, intuición, razón al tomar decisiones, habilidad de reflexionar. En cuanto a la auto-conciencia, para tomar decisiones nos puede ayudar nuestra capacidad para acceder a los sentimientos, intuiciones, creencias, sesgos, juicios, vulnerabilidades y fortalezas para tomar decisiones.

Bibilografía

Shaw, E and Caroll, M. (2012)Ethical Maturity in the Helping Professions: Making Difficult Life and Work Decisions.

 

No Comments

Post A Comment